¿Podemos medir la intención de compra?

Home/Análisis, Empresa, Marketing/¿Podemos medir la intención de compra?

El #bigdata y su análisis se ha convertido en la piedra filosofal de las marcas y de los expertos en marketing. Y es que como diría el Sr. Dursley (Harry Potter and the Philosopher’s Stone): “¡No pagaré para que un viejo loco tonto le enseñe trucos de magia!”. Las empresas tampoco, y por eso están utilizando los datos para analizar a sus clientes, para atacar y capturar nuevos clientes y retener a los ya existentes. Los consumidores de hoy esperan mucho más de las marcas más allá de realizarles una compra. Están buscando mayores niveles de interacción, mejores productos y servicios más rápidos y sensibles. El #bigdata puede ayudar a las marcas a conseguir estas experiencias para sus clientes. ¿Te preguntaras cómo? Pues ofreciendo información valiosa para llegar a las personas adecuadas con el mensaje adecuado, y así conseguir el máximo impacto.

¿Cómo llegar a un posible comprador justo en el momento de necesidad?

Las marcas pueden seguir analizando los datos hasta la saciedad. Sin embargo, si no saben quien necesita realmente su producto. Los datos no nos ayudaran a destacar entre los cientos de competidores que probablemente están haciendo lo mismo. A decir verdad, es mucho más fácil descifrar lo que los compradores han hecho que predecir lo harán. Sin embargo, la predicción es la clave para podernos anticipar a lo que quieren los consumidores; tal vez e incluso antes de que se den cuenta lo quieren para sí mismos! Aquí es donde entra el análisis de los datos.

Análisis de los datos

Las personas dejan tras de sí migajas de información sobre su comportamiento cada vez que buscan en internet. Bits relevantes de esta información se combinan entre ellos para comprender mejor la intención de un comprador. Se trata de los datos de intención. En pocas palabras, es la información que nos indica cuando un cliente está listo para hacer una compra. A día de hoy, la comercialización basada en la intención no es nada nuevo. Piensa por ejemplo en los anuncios basados en cookies, análisis web o el marketing de automatización. Hemos estado utilizando estas herramientas en la comercialización y la orientación de los anuncios durante años.

¿Que hay de nuevo?

Un nuevo tipo de datos ha surgido, impulsado por los proveedores de datos externos. Esta información es capturada por los editores de redes (ya sea a través del seguimiento de la IP, los opt-ins o las cookies) cuando el público lee y comparte un artículo en una página web, descarga contenidos, busca sitios, o incluso cuando hacen un comentario en un blog. Los vendedores pueden acceder a estos datos y a los detalles de las actividades de una dirección IP o de un usuario registrado. Puede dar un poco de miedo pensar que estás entregando tu información personal, incluso a los llamados sitios de “confianza”. Esta es otra razón para que seamos ultra-cuidadosos sobre cómo, qué y dónde compartimos nuestra información personal online.

¿Somos capaces de aprovechar los datos de intención?

El buen uso de los datos de intención, sin duda pueden llevar al marketing empresarial a un nivel completamente nuevo. Se pueden abrir ventanas a la mente del comprador de una forma que nunca hemos visto antes. Pero la pregunta sigue siendo: ¿estamos listos para medir de la intención del comprador?

En BrandRain capturamos y damos sentido a los datos para poder entender la intención del comprador y de tu público objetivo.

>>> ¿Quieres que te facilitemos el acceso a una versión DEMO de BrandRain?
>>> ¿Necesitas mas información sobre lo que podemos hacer por ti?

By | 2017-07-04T10:27:24+00:00 Julio 4, 2017|Análisis, Empresa, Marketing|0 Comments

Leave A Comment